Hay días y días

Hay días y días

Cuánto cuesta levantarse por las mañanas, con lo calentito que se está en la cama y el frio que hace fuera (para los que ya tenemos clima de invierno, claro!) Es como la metáfora de la vida, dentro de nosotros mismo estamos protegidos y salir de la cama es como dar la bienvenida al mundo y decir, un día más, mundo allá voy.

Después de un fin de semana casero y tranquilo, lo cierto es que el inglés se me había quedado en un rinconcito olvidado para retomarlo el lunes a las 9 en el trabajo. Imaginaos: lunes de invierno, lluvia, frio, cansancio e inglés…pues como yo digo, no me viene nada bien. Creo que le hice una pregunta a mi jefe como 3 veces y no había manera de que me entendiera, y es que no se si os pasa a vosotros los que trabajáis en un segundo idioma, pero a veces no te sale el inglés ni a tiros y parece que ese día te hayan reseteado como a un modem y no recuerdes ni el verbo “have” . A veces ocurre hasta en nuestro propio idioma, como para no pasarte un lunes a las 9 AM. Ya os hablaré de mi experiencia de trabajar en un segundo idioma con ingleses, creedme que no tiene desperdicio.

Lo mejor de todo, es que ya me he acostumbrado a estas anécdotas del idioma, al principio resultaba frustrante que no te entendieran, pero llega un punto en el que te lías la manta a la cabeza y dices, pues oye si no me entienden tampoco se va a acabar el mundo, mientras que no muera nadie, todo tiene solución en esta vida.

Otra cosa que me atormentaba al principio era el tema del acento, bien es sabido que nuestro acento “spanish” es bastante característico por nuestra forma de pronunciar todas las letras y los fonemas que tiene nuestro idioma, tendemos a pronunciar todas las palabras con la misma intensidad, ya que en nuestro idioma es la forma correcta de entonación, pero los ingleses son mas vagos para ello y prefieren dar importancia a una sola palabra de la frase y pasar por puntillas por el resto, ese es el motivo por el que cuando hablan solo entendemos parte de lo que dicen (esa parte suele ser la palabra principal que dicen con más énfasis). Por ello cuando dicen, “por favor pásame eso de ahí”, en ingles seria : “Could you please give me that?” Lo que ellos dirían: “cuyuplisguifmi daaaaaaaaaaaaat????” Es un ejemplo un poco cómico, pero creedme que es así, en este caso solo pronunciarían con énfasis la última palabra de la frase, lo que a los hispano hablantes nos rompe bastante los esquemas y nos resulta difícil de pillar sobre todo al principio.

En cualquier caso siempre nos quedara el “Sí”, el “sí “para todo con una sonrisa de profident, pero cuidado que a veces la pregunta no requiere un “sí” sonriente y nos puede meter en un lio o en dar una explicación más larga que nos acaba complicando el día, idiomáticamente hablando (porque claro, a ver como justificas es “sí” tan sonriente que no pegaba ni con cola).

579713206_tpPodría escribir un libro con las anécdotas diarias del idioma… ¿y vosotros? ¿Tenéis alguna anécdota con los idiomas?