Aventuras diarias: Transporte

Hay días que parece que se han alineado los planetas, en Londres suelen estar relacionados con los fallos del transporte de Londres. Si bien es conocido el transporte de Londres como un sistema eficiente, rápido y que conecta toda la ciudad ya sea por bus, metro, overground, tren, etc, lo cierto es que falla más que una escopeta de feria.

Y los fallos en una línea de metro se traducen en que, con suerte, llegarás a tu casa al menos 2 horas después de la hora que lo sueles hacer (que ya suele ser una hora después de la salida del trabajo, depende de la distancia desde tu casa al trabajo), con lo cual si sales a las 5:30 PM con una alineación de planetas en toda regla llegarás a casa no antes de las 7:30 PM, y de ahí para adelante. Todo depende de la habilidad arquitectónica que tengas para unir líneas de metro, autobuses, y con alta probabilidad, un caminito de media hora en adelante.

Ello hace que los amantes y usuarios de la bicicleta en Londres carezcan de ese tipo de problemas, ya que ellos circulan independientemente de los cortes de metro, aunque no pasan desapercibidos de las inclemencias meteorológicas y cortes de calles, siempre van a tener menos problemas de los que dependemos 100% del transporte público en esta ciudad.

Opción más recomendable: ir a trabajar con la bici, es lo más sano, rápido y barato y aunque ir con bici por la ciudad al principio es una verdadera jungla, lo cierto es que los conductores suelen respetar bastante a los ciclistas y aunque en Londres no está muy extendido el carril bici, tienen absoluta prioridad en los carriles bus de toda la ciudad.

Consejo para futuros londinenses: vivir lo más cerca del trabajo que sea posible, o al menos cerca de algún transporte que os conecte con el lugar de trabajo.

Es lo que tienen las grandes ciudades, grandes distancias y muchas personas viajando al mismo tiempo, no creo que sea solo cuestión de Londres, así que no os olvidéis un buen libro o buena música, hacen siempre más ameno el camino 🙂Architektur, Historisch