Balance de 2013: ¿todo positivo?

Balance de 2013: ¿todo positivo?

Sin dudarlo ni un segundo debo decir que 2013 ha sido un  buen año en mi vida, especialmente comparado con 2012 que no fue un buen año para mí.

He conseguido varios objetivos personales y profesionales que me había marcado en 2012 para 2013, y otros que no han salido como esperaba pero que sigo trabajando en ellos. Os recomiendo a todos sentaros a escribir y hacer balance del año que ha pasado, si hemos conseguido nuestros objetivos del año y si no, qué vamos a hacer para conseguirlos este año, o si hemos cambiado de objetivos, añadir nuevos, en lugar de dejarse llevar por los acontecimientos de la vida como una botella sin rumbo por el mar, donde sí, tenemos un mensaje y tenemos algo que entregar, pero seguimos en manos de los vientos, en nuestro caso de las decisiones de otras personas, de si hay trabajo o no lo hay, de actuaciones políticas o de consecuencias de otros factores.

Seamos los capitanes de nuestro barco, y decidamos donde sí y donde no queremos guiar nuestro barco, especialmente en alta mar y en situaciones de tormenta, donde necesitaremos un buen capitán (tu), un buen barco (tus creencias, tu formación, tu experiencia) y tus ganas de trabajar en tu objetivo para superar las adversidades de la vida.

En este post quiero analizar lo que ha salido bien y no tan bien durante el año, si bien durante 2012 me dejé llevar por las mareas y decisiones externas, me dejé llevar entre comillas ya que estuve preparando mi partida al extranjero de forma meticulosa y solo dejé en manos de la “suerte” lo que desde mi situación en aquel momento no  me permitía planear. Más adelante os contaré el por qué decidí emigrar y como fue el proceso desde la toma de decisión al día en el que aterricé en el extranjero.

Ahora sí, ¡empieza el análisis de 2013! ¡Deseadme suerte!

Cosas que salieron según lo previsto o incluso mejor

-Cumplí mi objetivo de vivir en el extranjero por una larga temporada y de lo que hoy en día me alegro muchísimo .
-Me demostré a mi misma que sí podía volver a empezar de 0, que tengo una gran capacidad de adaptación y que puedo superar las adversidades .
-Encontré trabajo cualificado en Londres como Executive Assistant a los pocos meses de vivir en la ciudad y logré hacerme un hueco en una oficina llena de ingleses sin europeos.
– Mejoré mi nivel de inglés ampliamente, a pesar de que ya lo hablaba cuando llegué debido a que había estado de Erasmus y había trabajado en una multinacional americana, pero me di cuenta de que me quedaba mucho que aprender.
– Logré mi objetivo de formarme en organización de eventos en el extranjero, terminé mi curso, obtuve mi diploma con una buena nota, aprendí muchas cosas y lo mejor de todo las personas tan interesantes que conocí que hoy en día son amigos y socios.
– Creé mi querido blog “Hoy se han alineado los planetas”, donde decidí abrirme al mundo y contar mis reflexiones como emigrante (¡prometo contar el por qué de este blog!).

– Descubrí una nueva afición que siempre he tenido escondida: escribir. Aunque tengo mucho que mejorar, disfruto muchísimo escribiendo.
– He creado mi propia empresa de gestión de eventos, de momento estamos empezando y la verdad es que estoy aprendiendo muchísimo.
– Mi creatividad se ha ampliado uno 500%, tengo más ideas desde que vivo en el extranjero, veo la vida desde un prisma mucho más amplio y soy mucho más tolerante como persona gracias a convivir con diferentes culturas.

–  He aprendido a valorar los pequeños placeres de la vida, como un grifo monomando que mezcla el agua, las galletas tostarica o el sol constante, que antes eran aspectos tan rutinarios en mi vida que no tenía tiempo de valorarlos.

–  Me siento viva, no me siento manipulada por pensamientos negativos a los que en España estaba tan expuesta, y ahora siento que puedo hacer lo que quiera mientras la salud me respete.
 

 

Cosas que no salieron según lo previsto o peor

– Pese a que he mejorado mi nivel de inglés sustancialmente, aún me queda un largo camino por recorrer, y aunque he hecho algún esfuerzo como apuntarme a un curso de pronunciación de inglés, ver series en inglés y leer en inglés, sigo leyendo mucho español, y debería dedicarle al día unos 10 minutos a mirarme un poquito de gramática y a preparar el First Certificate para el año que viene.

– Mi objetivo de trabajar en eventos por cuenta ajena nunca ocurrió en Reino Unido a pesar de las muchas entrevistas que he hecho en el sector y a pesar de tener experiencia en España, pero no hay mal que por bien no venga ya que estoy trabajando en ello por cuenta propia con la empresa que estamos lanzando y me está resultando mucho más enriquecedor.

– Tuve una lesión en el dedo del pie que me dejó fuera de juego durante un mes y medio, justo en el momento que más necesitaba trabajar y que estuvo a punto de terminar con mi sueño. Gracias a mi novio y mi madre que me ayudasteis a que este sueño no terminara.

– He dejado de hacer deporte como acostumbraba, me apunté al gimnasio pero entre lesiones, falta de tiempo y pereza aun no he conseguido retomar el hábito.

– Estuve varios meses sin visitar a mi familia por falta de presupuesto, lo que mentalmente me afectó.

– Aun no he conseguido organizarme bien el tiempo, los días me pasan volados entre trabajo, nuestra empresa de eventos y otros compromisos no encuentro casi tiempo para hacer las cosas que me interesan como el blog, deporte o inglés.

 

Como veis, ha habido un poquito de todo, en mi opinión más bueno que malo, pero lo bueno no sabría tan bien si no se hubieran pasado dificultades para conseguirlo.

Ahora es vuestro turno, coged vuestro ordenador y poneros a escribir qué fue bien y no tan bien durante 2013, y preparad el 2014. Me ha parecido un buenísimo ejercicio propuesto por Ángel en su blog y que os recomiendo a tod@s.

Para terminar mi post más personal, deciros que no puedo alegrarme más de haber tomado la decisión que tomé de salir de mi estado de confort y dar la bienvenida a un mundo global, y es que solo vivimos una vez, ¿acaso tendremos una segunda oportunidad de vivir nuestra vida como queramos? La respuesta es NO, así que…

¡A tope a por el 2014! ¡Es vuestro año!

IMG_0469