Balance de un año en Londres

Balance de un año en UK

Ya ha pasado un año desde que aterrizamos en el aeropuerto de Londres Gatwick con dos maletas que contenían nuestra vida. Ese día nunca se borrará de mi mente, especialmente la despedida de mi madre, al fin y al cabo son las que más sufren.

Nuestro vuelo salía a las 11:30 desde el aeropuerto de Valencia, todo fue según lo previsto, aterrizamos en Londres Gatwick muy ilusionados, nos dirigimos a comprar el billete de tren hacia Victoria, una vez allí cambiamos nuestro dinero y después al hostel que teníamos contratado para una semana en la zona de Swiss Cottage. Compartíamos habitación con unas 26 personas, suena peor de lo que fue ya que la habitación estaba dividida en dos plantas y arriba solo dormíamos unas 6 personas, todas muy respetuosas (excepto dos franceses que salieron de fiesta una noche y tuvimos cantinela hasta las 12 de la noche), el hostel a pesar de lo que era, resultó bastante confortable.

Hostel Londres

Hostel Londres. Palmers Lodge

Ya teníamos apalabrada una habitación por la zona de Canada Water por medio de una chica que conocía, y aunque la habitación no era gran cosa, nos pareció un hotel de 5 estrellas en comparación con el hostel compartido.

Habitación en Alloa Road

Habitación en Alloa Road

2013-03-08 13.36.53

Es lo que tiene emigrar, te quita toda la tontería de un plumazo, dejas de tener todas las comodidades que tenías en España para empezar desde abajo e ir escalando progresivamente. Es necesario querer emigrar con todas las fuerzas y tener paciencia, si no el escaso confort de Londres puede acabar contigo.

Nuestra primera casa en Londres nos marcó mucho, conocimos gente que hoy por hoy son nuestros amigos, y estuvimos 7 meses acompañados por dos lindos gatitos del barrio que nos dieron mucha alegría (Vacota y Pardi :)). Compartíamos casa con otras 6 personas en la casa, 8 éramos en total (¡una barbaridad!), pero todos trabajábamos y cada uno tenía su vida, la verdad es que la convivencia fue muy buena. El estado de las casas en Londres deja mucho que desear, especialmente  si son baratas, lo que causó que me resbalara en el pasillo porque caía agua por el techo de la ducha de arriba y me rompiera el dedo del pie, fue mi primera visita a un hospital en el extranjero y darme cuenta de que los caseros por estas tierras tienen más cara que espalda.

Visita hospital St Tomas

Visita hospital St Tomas

Una vez recuperada y unidos a otros problemas de mantenimiento de la casa, decidimos que era momento de un cambio, si no podía ser para nosotros solos por los desorbitados precios de la ciudad (precios  desde 1000 pounds al mes  (1200 euros) por un estudio + facturas otros 200 pounds o 300 euros= 1500 euros), tendría que volver a ser compartida pero con mejores condiciones, que eran las siguientes: sin moqueta en la habitación, más cerca de una parada de metro (máximo 10 minutos), con menos personas compartiendo y en una zona más agradable.

Nuestro nuevo barrio. Rotherhithe

Nuestro nuevo barrio. Rotherhithe

Todos estos “extras” (básicos en España), en Londres se paga, vaya que si se paga, y ello encareció nuestra renta 200 pounds más al  mes, pero en principio no nos importó con tal de mejorar un poco nuestra calidad de vida. En la nueva casa, a pesar de tener más confort, habían otros contras como la falta de limpieza y un compañero inglés con 0 respeto, 0 limpieza y con una hija de 3 años: Oh my god! Aquí fue cuando decidimos que después de casi un año, compartir casa ya no era lo nuestro, y que buscaríamos algo por nuestra cuenta. Buscamos buscamos y no encontramos nada con unos mínimas condiciones de confort por menos de 1000 pounds al mes más facturas, vamos, un atraco.

No estábamos dispuestos a tener una vida normal a precio desorbitado (¿unos 1500 euros al mes por una casa normalita? ¿Estamos locos?) Sí, en Londres han perdido del todo el norte del precio de la vivienda, ello unido a un cambio de ciclo en nuestra emigración, nos empujó a cambiar de ciudad.

Habíamos conseguido todos nuestros objetivos, ir a Londres donde queríamos vivir al menos una vez en nuestra vida, aprender inglés, y conseguir un trabajo. Nuestra idea inicial fue Londres para empezar y después cambiarnos de ciudad, ya que sabíamos que allí encontraríamos trabajo y sería una buena forma de comenzar, y aunque no ha sido fácil, todo ha ido como nos imaginábamos y fue del todo una decisión acertada.

El balance de mi año londinense ha sido mejor de lo imaginado:

-Terminé con éxito  el Master de Eventos

-Conocí a gente increíble en el Master que cambió la mentalidad, y que hoy por hoy son mis amigos

-Mi inglés ha avanzado muchísimo, a pesar de ya traía un nivel aceptable, no tiene nada que ver con el que tengo ahora.

-Encontré un trabajo cualificado mejor de lo que hubiera imaginado, no solo ampliaron 2 veces mi contrato, sino que acabaron muy contentos conmigo, y yo con ellos (quién me iba a decir que esos primeros días en el que quería que se me tragara la tierra por el idioma, iba a poder superarlos con creces!)

-Ahorré lo suficiente para empezar una nueva vida y recuperar la inversión que hice el año pasado al venirme

-Descubrí una ciudad increíble, preciosa, llena de cosas que ver y hacer, que te hace sentirte grande y pequeña a la vez. Hoy por hoy Londres es mi ciudad favorita

-Hice grandes amigos que no hubiera conocido en la vida en Valencia

-Creé mi blog, mi hijo pequeño, que tantas alegrías me está dando y tanta gente interesante estoy conociendo a través de él

En definitiva, mi año en Londres ha dado para más que 5 años en Valencia, y es que no puedo estar más contenta de haber salido de mi zona de confort, de haber elegido Londres como ciudad y de seguir viviendo en el extranjero donde sé que van a ser años irrepetibles de mi vida.

Mi segundo año en el extranjero empieza con Edimburgo como escenario de rodaje (depués de considerar otros posibles destinos), nueva vida y nueva etapa que afrontamos con mucha alegría, en busca de una mejor calidad de vida y de nuevas experiencias que nos hagan crecer como personas.

Prometo contaros todo lo que aquí acontezca, de momento somos unos recién llegados a la ciudad y muy contentos por la elección.

Recién llegada a Edimburgo

Recién llegada a Edimburgo

….

¿Y vosotros? ¿Ha sido vuestra emigración lo que esperabais? ¿Habéis cambiado de destino una vez emigrados?

Espero vuestras vivencias en forma de comentario 🙂

See you soon!